Entre julio de 2018 y noviembre de 2018 MONITORIZA S.A. ejecutó ensayos sónicos de integridad de pilotes tipo CHSL (Cross Hole Sonic Logging). Adicionalmente, se ejecutaron ensayos Pile Echo Tester a las cimentaciones del proyecto MILLENIUM PLAZA, ubicado en San salvador, El Salvador.

El proyecto Millennium Plaza es una torre de usos mixto, ubicada en el Área Metropolitana de San Salvador. Es un proyecto que cuenta con 30 niveles de los cuales 6 son subterráneos y 24 son sobre nivel de calle y mide 125 metros de altura.

El proyecto se construyó en una de las zonas comerciales más importantes de la Capital Salvadoreña y está formado por una torre corporativa de 30 niveles, área comercial, restaurante y un observatorio a más de 110 metros de altura. Además, incluirá un hotel de cinco estrellas, edificios de oficinas, apartamentos y el centro comercial existente.

Se realizaron ensayos Cross Hole Sonic Logging a 102 pilotes. El diámetro de los pilotes ensayados fue de 1,20, 1,50 y 2,00 metros y la profundidad media de estos fue de 12,50 m, lo que equivale a 1.296,00 metros de pilote ensayado.

Ensayo Cross Hole Sonic Logging

El ensayo Cross Hole Sonic Logging se realiza bajo la norma ASTM 6760 (Standard Test Method for Integrity Testing of Concrete Deep Foundations by Ultrasonic Crosshole Testing). Su objetivo es medir la variación de la amplitud y velocidad de propagación de un pulso ultrasónico entre un emisor y un receptor a lo largo del fuste del pilote. La variación de velocidad se asocia con calidad del hormigón, en consecuencia, si hay discontinuidades u oquedades se verá evidenciado con un cambio de velocidad.

Ensayo Pile Integrity Test

El ensayo PET se realiza bajo la norma ASTM D5882. (Standard Test Method for Low Strain Impact Integrity Testing of Deep Foundations). La ejecución del ensayo consiste en la colocación de un acelerómetro de alta sensibilidad en la cabeza del pilote bajo prueba. Este acelerómetro es fijado por medio de un material viscoso y posteriormente se aplican golpes con un martillo de mano. Los golpes generan una onda de tensión, que recorre el pilote y sufre reflexiones al encontrar cualquier variación en las características del material. Esas reflexiones causan variaciones en la aceleración medida por el sensor y el equipo registra la evolución de esa aceleración con el tiempo. Estas variaciones permiten determinar la posición aproximada de anomalías en el pilote.

Similar Posts